Ingredientes Multipropósito

¿Quiere saber qué contienen los productos Carmex®? Obtenemos ingredientes que cumplen diversas funciones para crear fórmulas que funcionen y que estén listas para su siguiente tarea

(no todos los productos contienen todos los ingredientes).

Ingredientes Naturales

Aloe: extracto de origen vegetal que ayuda a la curación y el alivio.

El aloe se ha utilizado durante siglos para tratar las afecciones y las heridas de la piel. Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, el aloe alivia el dolor de la piel y los labios secos y agrietados. Otro beneficio del aloe es el efecto hidratante que ayuda a dar un aspecto más juvenil donde sea que se aplique.

Mantequilla de aguacate: aporta beneficios de súper humectación.

Los aguacates se han utilizado para obtener beneficios de salud y belleza durante siglos porque contienen nutrientes, incluidas las vitaminas A, B, C, E y K. La mantequilla de aguacate es un humectante grandioso y puede brindar protección contra los rayos UV.

Cera de abejas: Humedece y suaviza la piel de modo natural, además de proteger contra los rayos ultravioleta.

Las abejas obreras pasan su vida construyendo esta unidad de almacenamiento natural, quizás por eso la cera de abejas ayuda a crear una barrera natural,respirable para la piel, que protege contra la sequedad y los irritantes como el sol.

Cera de candelilla: le brinda a nuestra fórmula el poder de adherencia.

La cera de candelilla es una cera de origen vegetal que eleva ligeramente la temperatura de fusión de nuestras fórmulas medicinales del bálsamo labial, lo que les permite mantener mejor la forma y el contorno. También ayuda a retener la humedad labial a través del tiempo.

Triglicérido de ácido caprínico y caprílico: suavizante natural para la piel que previene la sequedad.

Grasa natural que proviene del coco, el triglicérido de ácido caprínico y caprílico ayuda a prevenir la sequedad, absorbe rápidamente y es tan suave que se utiliza a menudo en las fórmulas para pieles sensibles.

Manteca de semillas de cacao: emoliente natural excelente que ayuda a la humectación.

La manteca de cacao es la grasa natural extraída del grano de cacao durante el proceso de fabricación del chocolate. Utilizada para tratar afecciones de la piel, como eczema y dermatitis, la manteca de cacao ayuda a la humectación, ofrece protección contra los factores ambientales y ayuda a prevenir la sequedad y el agrietamiento.

Aceite de coco: humectante natural que ayuda a hidratar y a suavizar la piel.

El aceite de coco es un humectante natural, como la manteca de cacao y la lanolina. Estos y otros emolientes dan a sus labios un aspecto saludable, al humectar y prevenir la sequedad y el agrietamiento relacionados con los efectos ambientales.

Aceite de semillas de arándano prensadas en frío: hidrata y protege contra los radicales libres.

Cosechado de un proceso sin productos químicos, el aceite de semillas de arándano prensadas en frío es rico en antioxidantes, vitamina E y ácidos grasos esenciales (AGE) omega 3 y 6, que brindan hidratación y protección contra los radicales libres dañinos que aceleran la aparición del envejecimiento.

Avena coloidal: calma la picazón e irritación de la piel.

La avena coloidal, también conocida como Avena sativa L., se ha utilizado durante siglos como un agente calmante para ayudar a aliviar la picazón y la irritación de la piel. La avena coloidal ofrece una actividad antioxidante y antiinflamatoria y contiene almidones y beta glucano que aportan funciones protectoras de retención de agua.

Aceite de semillas de limnanthes alba (meadowfoam): brinda humectación duradera y rejuvenece los labios.

Derivado de una planta de hierbas floral natural del oeste de Estados Unidos, el aceite de semillas de limnanthes alba (meadowfoam) se absorbe fácil y rápidamente en la piel seca. Asimismo, suaviza las irritaciones y brinda una sensación grandiosa a los bálsamos y las lociones labiales.

Mentol: fresco y refrescante, el mentol alivia el malestar.

La fuente del hormigueo refrescante, el mentol, proviene del aceite de menta natural. Sus propiedades anestésicas ayudan a calmar los labios secos, agrietados y el herpes labial.

Aceite mineral: hace que la fórmula clásica del Bálsamo Labial Carmex®  sea suave y compresible.

Transparente e inodoro, el aceite mineral se agrega a la fórmula clásica del Bálsamo Labial Carmex® para que sea compresible, de modo tal que los labios agrietados reciban un tratamiento suave como la seda.

Aceite de semillas de cártamo: Humectante botánico que calma y suaviza la piel.

El aceite de semillas de cártamo es un extracto natural que proviene esa especie. Contiene omega 6 y otros nutrientes y actúa como un potente humectante y lubricante para la piel, que brinda elasticidad mientras evita la sequedad de la piel y la suaviza.

Manteca de karité: ayuda con la humectación y alivia rápidamente la sequedad y el agrietamiento.

La manteca de karité natural es rica en ácidos grasos que ayudan a mantener la elasticidad y la suavidad. Protege contra la sequedad excesiva de los radicales libres y del daño solar, además de aliviar los labios agrietados en forma casi inmediata.

Vitamina E: ayuda a prevenir la sequedad, el agrietamiento y la formación de radicales libres.

Ofrece una amplia variedad de beneficios para los labios y la piel. La vitamina E actúa como un antioxidante que neutraliza los radicales libres, lo que ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro, la sequedad y el agrietamiento. También tiene propiedades antiinflamatorias, calma el daño provocado por el sol, el viento o los entornos excesivamente secos.

Volver al inicio

Ingredientes para el alivio y el bienestar

Benzocaína: funciona al contacto para aliviar el dolor y la picazón causados por el herpes labial.

La benzocaína es un agente anestésico utilizado para aliviar o anestesiar el dolor, la picazón y el malestar causados por el herpes labial.

Alcanfor: alivia el ardor, la picazón y el dolor por la piel y los labios agrietados.

El alcanfor es un compuesto que comparte muchas propiedades con el mentol, por ejemplo, el efecto de enfriamiento que alivia las quemaduras, la picazón y el dolor. El alcanfor, un luchador antimicrobiano contra los gérmenes, también actúa como un anestésico local leve.

Dimeticona: alivia la irritación y protege los labios y la piel sensibles.

Utilizada en una concentración baja, la dimeticona ayuda al esparcimiento y protege los labios y la piel con una capa impermeable para conservar la humedad natural y aliviar las molestias provocadas por la picazón y la sequedad.

Fenol: ayuda a aliviar el malestar de los labios secos.

Conocido por su efecto anestésico local leve, el fenol reduce la picazón y la sensación de ardor de los labios agrietados.

Ácido salicílico: exfoliante suave que permite que los agentes humectantes se absorban mejor.

En cantidades muy pequeñas, pero efectivas, el ácido salicílico ayuda a eliminar suavemente la piel muerta, agrietada, desprendida, sin afectar a la nueva capa de piel que se renueva de modo constante, lo que permite que los ingredientes que ayudan a aliviar, como el mentol y el alcanfor, penetren por completo y produzcan efecto más rápidamente.

Volver al inicio

Ingredientes para la Humectación y Protección

Alantoína: ayuda con la humectación, ya que brinda suavidad y además ayuda a sanar el agrietamiento.

Al actuar como suavizante, la alantoína alivia la irritación y ayuda a reducir la sequedad y la descamación. La alantoína también disminuye la picazón y ayuda a las células muertas de la piel a desprenderse, lo que deja una sensación de piel nueva, suave y lisa.

Ésteres cetílicos: hidratan la piel y dan una sensación sedosa a nuestros bálsamos labiales.

Dan una sensación sedosa, no pegajosa; los ésteres cetílicos son ceras que espesan nuestros bálsamos labiales para brindarles adherencia, además de ayudar a hidratar y conservar la suavidad.

Lanolina: ayuda a proteger la piel y conserva la humedad.

Este ingrediente excepcional y natural conserva la hidratación, suaviza y ayuda con la humectación. La lanolina imita la capacidad natural de la piel de brindar el entorno adecuado para curar y suavizar los labios, ya que restaura la elasticidad.

Octinoxato y oxibenzona: Filtros de protección solar seguros y eficaces para proteger contra los rayos dañinos del sol.

Ayudan a prevenir las quemaduras de sol y los daños en los labios cuando se aplica generosamente 15 minutos antes de la exposición al sol.

Petrolato: eficaz para ayudar a crear una barrera contra la humedad.

El petrolato es reconocido por la Administración de Medicamentos y Alimentos por su eficacia como protector de la piel. Crea un “vendaje” entre la piel y el entorno, y penetra las capas más externas del labio y de la piel para ayudar en la curación y para impedir que los irritantes y gérmenes ingresen en las grietas y cortes.

Volver al inicio